Josep Miquel Cornado

Estudié el Grado y el Máster en Ingeniería Química en la Universidad Rovira i Virgili. No recuerdo con certeza cuándo oí hablar por primera vez de Dow, pero sí me acuerdo de haber visto el rombo rojo en varios eventos sociales y deportivos cuando era un niño. En la escuela visitamos la Compañía varias veces y durante mi etapa universitaria la presencia de Dow se intensificó con los patrocinios de diversos proyectos destinados a potenciar los aspectos técnicos, las habilidades de trabajo en equipo y de liderazgo de los estudiantes. 

Posteriormente, inicié mi periodo de prácticas como parte del equipo de Oilfield de Dow Water and Process Solutions (DW&PS) en el Centro Tecnológico Global del Agua de Tarragona.Tenían una duración prevista de un año, pero a los 7 meses recibí una llamada del Departamento de Recursos Humanos y tras pasar por varios procesos de selección, me incorporé a la Compañía para asumir el rol de Ingeniero de mejoras de zona caliente del Cracker. Actualmente desempeño el rol de Ingeniero de producción de la planta de Octeno de Tarragona.

En definitiva, trabajar en Dow es una experiencia desafiante, intensa y muy positiva en cuanto al crecimiento personal y desarrollo profesional.